Historia del cricket en español

En algunos manuscritos ingleses del siglo XIII, ya aparecen figuras grotescas jugando al cricket y en el libro medieval Romance del Buen Rey Alejandro, de la librería Bodleriana, se representa a varios frailes jugando al cricket de un modo semejante a como se ejecuta en la actualidad. En el año 1300, en la contabilidad del rey Eduardo I, figuran seis libras para su hijo el príncipe Eduardo para jugar al “creag” y a otros juegos. Sin embargo, Eduardo III publicó un decreto contra el juego en el que incluía el cricket entre los “ludos inhonestos et minus utiles aut valentes”. Desde entonces, este juego, que en 1310 estaba patrocinado por la nobleza, decayó tanto que pasó a ser sólo diversión de las clases inferiores.

En el siglo XV se llamaba Hondyn, hondonte o hand in and hand out (mano dentro y mano fuera). El término “cricket” se refleja por primera vez en un documento de 1478 que se conserva en el archivo nacional de Francia aunque sin definición. Un término parecido es el que aparece, en 1598, en los anales de la corte de justicia de Guildford, Surrey, al presentar testimonio un tal John Derrick, de 59 años, de haber jugado al “creckett”, allí, en su época de colegial.

Eduardo IV lo proscribió por juzgarlo contrario a las prácticas del arco y de la ballesta. Si alguien permitía que en sus tierras se jugase al cricket se le condenaba a tres años de cárcel y a 20 libras de multa. A los jugadores, además de destruírseles los instrumentos de juego, eran condenados a dos años de cárcel y a 30 libras de multa.

En el siglo XVI volvió a permitirse su práctica y rápidamente alcanzó gran popularidad. Los nobles lo practicaban en campos de tenis, los plebeyos en campos abiertos y los estudiantes en sus respectivos colegios. El primer partido, del que se conservan los resultados, tuvo lugar en Coxheath, Kent, en 1646 y en 1661 se funda la Asociación de Cricket de Saint Albans, presidida por el conde de Salisbury, Kent y Surrey. En 1709 se disputa el primer encuentro entre condados y finalmente, en 1748 los tribunales ingleses declaran lícito el que llega a ser el juego nacional inglés, considerándolo muy varonil. Sin embargo, se prohíben las apuestas que en ocasiones representaban crecidas sumas.

El club de Londres, fundado en 1700, estableció su campo de juego en Finsbury y donde más se extendió el cricket fue en los condados del sur hasta el punto de que los maestros reconocidos del cricket en 1770 eran los miembros del Hambledon Club, el equipo de un pequeño pueblo del condado de Hampshire, que vencieron a los condados de Kent y Surrey e incluso a la mismísima selección de Inglaterra. En 1771 uno de sus jugadores Thomas White se presentó con un bate más ancho al que se utilizaba y motivó la inmediata limitación del ancho del bate a 10.67 centímetros. Al disolverse el Hambledon Club se dispersaron sus campeones propagando el juego por el Norte y el Oeste. Sus miembros más representativos decidieron formar el que, posteriormente, llegaría ser la auténtica institución del cricket, el “Marylebone Cricket Club”. Los promotores encargaron a Thomas Lord, natural de Yorkshire, el acondicionamiento de una sede de juego en la plaza de Dorset, al norte de Londres, que pasó a denominarse el campo de cricket de Lord (Lord’s cricket ground) y aunque cambió de emplazamiento en 2 ocasiones, la primera en 1811 y la segunda en 1813/14 a su actual situación en el bosque de San Juan (St. John’s Wood), sigue conservando el mismo nombre. En poco tiempo el MCC se convirtió en la autoridad del cricket en el país y en el más firme defensor de sus reglas siguiendo la evolución del juego.

La expansión del cricket, a nivel internacional, comienza en el siglo XIX. George Parr, de Nottinghamshire, forma, en 1859, una selección que cruza el Atlántico y en la que estaba el pequeño y veloz lanzador, de Sussex, John Wisden. Patrocinado por una empresa de alimentación, en 1862, un equipo inglés visita Australia y en 1868 un equipo australiano hace una gira por Inglaterra. En 1871 se constituye la Asociación de Cricket de Australia del Sur y en marzo de 1877, en Melbourne, se disputa el primer encuentro oficial (Test Match) entre las selecciones de Australia e Inglaterra, venciendo la primera por 45 carreras. En las postrimerías del siglo aparece la selección de Africa del Sur.

“The golden age” es la conocida denominación empleada para calificar a los años dorados del cricket inglés, período comprendido entre 1890 y la primera guerra mundial, con jugadores extraordinarios como el mítico William Gilbert Grace, el primero en alcanzar 2.000 carreras, en la temporada de 1871, y el primero en lograr 2.000 carreras y 100 eliminaciones en una misma temporada en 1876. En ese mismo año obtuvo 3 centenas al anotar para el MCC 344 contra Kent y días más tarde 318 para Gloucestershire contra Yorkshire; el pequeño príncipe indio K.S. Ranjitsinhji, más conocido como Ranji, primer bateador en alcanzar 3.000 carreras en una temporada o el impresionante atleta C.B. Fry a la vez jugador de fútbol, rugby y poseedor del título mundial de salto de longitud durante muchos años.

Tras unos períodos de recuperación, después de las 2 conflagraciones mundiales, en los años 50 su poder de atracción languidece pero, en 1963, se revitaliza al iniciarse la copa Gillette y comenzar los partidos limitados a un día y 65 lapsos (overs). A partir de entonces se institucionalizan los partidos de competición en 60 lapsos, los dominicales de liga en 40 lapsos y los de copa en 55.

En los últimos 50 años el cricket ha adquirido enorme popularidad en las Antillas británicas, Nueva Zelanda, Sri Lanka, India y Pakistán que junto con Australia e Inglaterra disputan la copa del mundo. A nivel europeo destaca la afición de Dinamarca, con el magnífico jugador Mortensen, sobre las aficiones de Francia, Grecia, Italia y Holanda que pronto tendrán ocasión de batirse en el campeonato europeo de 1991.

Los medios de comunicación de masas han tenido, lógicamente, una influencia en la evolución del cricket destacando, sobre todo, la televisión. 1977 significó la revolución al contratar Kerry Packer, el magnate de la televisión australiana, a más de 50 de los mejores jugadores del mundo y constituir una super liga profesional. Hoy ya no es extraño, a pesar de lo que muchos opinan, ver como sus ideas se van imponiendo y es, cada día, más habitual celebrar encuentros de un día, bajo la iluminación de los focos, con brillante indumentaria y una pelota blanca que las cámaras puedan seguir con facilidad.

 

 

Tandoor Restaurant!

 

 

The Lancaster School supports the development of youth cricket in Mexico through the